Lo que otros están viendo


Caso clínico: paciente con meningioma

Publicado por
|



Un hombre de 61 años consulta por un cuadro progresivo de 3 semanas de evolución de debilidad de extremidades inferiores e inestabilidad de la marcha. No refiere haber presentado fiebre ni perdida de peso, ni historia previa de incontinencia o disfunción vesical o anal, convulsiones o trauma. Sin embargo, tiene antecedentes de abuso de cocaína e hipertensión, tratada con lisinopril.

Al examen físico, presenta signos vitales normales. Cuando se realiza el examen neurológico, se evidencia debilidad de ambas extremidades inferiores, hiperreflexia, y debilidad muscular bilateral (puede hacer movimientos en contra de la fuerza de gravedad y ante una leve resistencia). Presenta marcha atáxica. No tiene evidencia de déficit sensorial, de pares creaneanos o dismetría.

Se le realizan exámenes de laboratorio, sin hallazgos patológicos. Se continuó el estudio con una resonancia magnética (RMN) de la médula espinal, que, en fase T1, muestra una lesión a nivel de de T8, extradural y que comprime la médula (Figura 1). La RMN de cerebro muestra, en fase T1, múltiples lesiones homogéneas (Figura 2).

Al realizar una excisión de la lesión medular, el paciente no vuelve a presentar debilidad muscular en las extremidades inferiores.

Figura 1.
Corte sagital de RMN con contraste, en fase T1, de la médula espinal, que muestra una lesión extra axial contrastada a nivel de T8, que comprime la médula espinal.

Figura 2.
Corte sagital de RMN con contraste del cerebro en fase T1, que muestra múltiples lesiones homogéneas extra axiales que se generan a partir de la superficie dural.

Resultados de votación

Respuesta y discusión

La respuesta es meningioma. Los estudios de imágenes demuestran la presencia de tumores cerebrales y espinales extra axiales, que están bien circunscritos y se demarcan correctamente con contraste. Anatomía patológica confirmó el diagnóstico de meningioma.

Los meningiomas son los tumores benignos del sistema central más comunes, totalizando entre un 15 a 20% de todos los tumores primarios cerebrales.1 Se generan desde las células de la aracnoides en la duramadre. Son más comunes en mujeres, teniendo un peak de incidencia entre los 60 y los 80 años de edad.2 Característicamente, se describen cuerpos de psammoma en la histología.

Menos del 10% de los meningiomas producen sintomatología y son generalmente descubiertos de forma incidental. La clínica incluye convulsiones y debilidad muscular como síntomas más comunes. Frecuentemente, los meningiomas se ubican en la sutura coronal; sin embargo, pueden ubicarse en la región parasagital, en la cresta esfenoidal, la región paraselar y el surco olfatorio. Menos del 2% de los meningiomas tienen presentación extracraneana. Los resultados clínicos están determinados por la localización del tumor y la resectabilidad.

Vistos en la RMN, los meningiomas son típicamente isointensos con sustancia gris, mostrando una intensa demarcación con el medio de contraste. 60% tiene una cola dural. Por lo general, pueden ser fácilmente distinguibles de otros tumores por su intensidad con contraste homogénea, ausencia de necrosis central y localización típica.3


Diagnóstico diferencial de lesiones cerebrales y espinales simultáneas.

[gn_table style="1"]

Condición Prevalencia Hallazgos en las imagenes
Linfoma Raro Lesiones grandes e irregulares que pueden cruzar la línea media. Son lesiones hipointensas en la RMN, tanto en T1 y T2, con un refuerzo en forma de anillo, heterogéneo o homogéneo. Presenta edema vasogénico circundante.
Meningiomas Muy común Lesiones múltiples, extra axiales, bien circunscritas. A la RMN, son lesiones isointensas en T1 y T2 con un cierto refuerzo homogéneo con contraste. Pueden presentar cola dural y/o calcificaciones.
Metástasis Común Lesiones irregulares, nodulares, típicamente con forma de “blanco” o “target”, con refuerzo en anillo o irregular. Son predominantemente corticales más que extra axiales, generalmente localizados en la unión de la sustancia blanca y gris. Pueden presentar edema vasogénico, raíces nerviosas engrosadas y necrosis central.
Schwannoma Común Lesiones lobuladas, bien circunscritas que pueden evidenciar degeneración quística. Se producen desde los nervios craneales y espinales. Se pueden ver células fusiformes con lesiones extradurales en forma de pesa en localizaciones típicas. A la RMN con contraste se pueden ver como lesiones hiperintensas e T1 e hipointensas en T2.

RMN: resonancia mágnetica nuclear

[/gn_table]


Los linfomas son raros, generalmente ocurren en hombres y son corticales. Pueden tener un refuerzo -a la RMN- en forma de anillo, heterogéneo u homogéneo, que se puede acompañar con necrosis central o hemorragia. Puede involucrar las raíces de los nervios espinales o craneanos. Nervios engrosados en imágenes siempre deben ser considerados como hallazgos anormales. Los linfomas centrales primarios son raros, aunque existen, generalmente asociados con inmunodeficiencia.

Las lesiones metastásicas son irregulares, nodulares, típicamente cortical, y localizada cerca de la unión entre la sustancia gris y blanca. El refuerzo por contraste en la imágen es en forma de anillo o irregular. Las lesiones son generalmente en forma de blanco o “target” y están rodeadas de edema vasogénico, que es hipointenso en la RMN y la TAC. Puede presentarse con necrosis central.

Los schwannomas son lesiones en forma de pesa que se originan de las células de Schwann, presentes en los nervios craneales y espinales. Los schwannomas presentan hallazgos radiológicos similares a los meningiomas, siendo clave para diferenciar ambos la localización y la histología. Los schwannomas ocurren en los lugares donde existen nervios espinales y craneales, mientras que los meningiomas pueden ocurrir a lo largo de todo el neuroeje.

Referencias
email
Si te gustó esta publicación, por favor considera calificarla, compartirla en tus redes, dejar un comentario o suscribirte a nuestro RSS feed para leer las próximas cosas que publiquemos en tu lector de RSS.

Avatar de Francisco Bengoa

Conoce a Francisco Bengoa

Médico cirujano de la Pontificia Universidad Católica y bajista. Director de Frecuencia Médica.

Recomiéndanos en Google+